Volver a casa


Volver a casa

Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM

 

¿Te parece útil este sitio? Suscribite a TuRemanso por Email

Enlaces a páginas de recursos

TuRemanso macanudo

Bienvenidos al tercer milenio

 

diciembre de 2000

 

Sentada frente a mi Mac, con la idea de regalarles un pensamiento reflexivo a finales de un año de muchas experiencias en lo personal, de muchas pruebas, alegrías y tristezas, desencantos y sueños.. me invadió la frase: “ y completamente conscientes”; conscientes... que palabra extensa, casi filosófica en medio de las frivolidades, la comida light, los hombres insulsos huidizos de compromisos y ajenos a la utopia.

Conciencia... que palabra voluptuosa en tiempos de anorexia física y mental, Conciencia... que estrepitosa, que tan fuera de moda.

Transitamos los últimos días del año, de la década, del siglo... del milenio!!

Mis queridos amigos, estamos parados en el umbral de lo que podría ser un nuevo amanecer de la conciencia. Pero nos negamos a hacernos cargo de nuestra responsabilidad de SER HUMANOS.

¿Perciben esta posibilidad?

¿Aceptan este desafio?

¿Cuál es nuestro presente? ¿cuál es nuestro hoy?

Estamos inmersos en el siglo de la comunicación, ahora mismo nos conectamos a través de un escrito que no quedó olvidado en un cuaderno o en la memoria de mi Mac... estamos unidos, en este instante por un producto netamente humano: la comunicación virtual.

¿Qué paradoja verdad? nos comunicamos a través de un espacio, utilizando tecnología apropiada, pero estamos ajenos... los unos de los otros. Extraños. No los conozco (aunque quisiera hacerlo), no me conocen. Esta es, entonces, una comunicación a destiempo.

Hablamos con gentes que no entendemos, nos hallamos vulnerables a la mentira y al engaño... a la desilusión.

Los que recién entran al mundo virtual se fascinan por la magia de la inmediates, el facilismo, la variedad. Trasladan sus experiencias de convivencia real al plano virtual... y sufren. Es que la marea de internet tiene otra lógica... no se puede entrar al mar respirando con los pulmones.

Encontramos amistades sinceras que pueden saltar más allá de la pantalla, pero también somos susceptibles de caer en la vorágine de la superficialidad.

Es verdad que a nuestros amigos o conocidos les decimos cosas por ICQ o por e-mail que no nos animamos o nos da pudor decirles personalmente. No reniego de la virtualidad, me parece un invento magnífico, una posibilidad de abrirnos al mundo, de decir lo que pensamos, lo que sentimos a quien quiera oirnos, sin necesidad de depender de algún personaje renegado o frustrado que nos de la posibilidad de publicar algún libro o escrito.

Tengamos talento, o no... la red nos cobija a todos: sin diferencia de edades, sexo, cultura, genio, sentimientos....

Sin embargo, y por esto de las leyes de analogía, los factores decisivos que nos frenan a la hora de alcanzar el anhelo de expresarnos con libertad son: la situación económica ajustada y la necesidad de poseer alfabetización tecnológica.

La voz se ha expandido... pero aun tiene limitaciones, siempre hay excluidos, silenciados, marginados. Cómo pueden pensar en internet los niños que se mueren de hambre, o trabajando en condiciones de esclavitud; los analfabetos; los sujetos que se vieron expulsados del sistema laboral y se encontraron cosificados al convertirse en cifras en un cuadro estadístico ministerial; los que alcanzaron la educación mínima... pero no les alcanza; los que ni siquiera tuvieron esa posibilidad. Esos seres que por las leyes darwinianas han quedado silenciados al olvido universal, aquellos que sobrevivirán entre los muchos, quizás con el recuerdo de unos pocos.

No, la comunicación virtual, no es un bien común... pero es un medio que progresivamente expande los horizontes posibles y nos acerca el mundo en un proceso inmediato.

Comunicar. Comunicarse.
Vender. Venderse
Tejer ideas. Esperar.
Sufrir decepciones. Recomponerse
Anhelar utopias.
Luchar contra el monopolio
del pensamiento cortoplacista,
del ideal pragmático,
del ser en tanto tener,
del existir en una tarjeta de crédito,
del poseernos en un auto importado,
de sobrevivir a través de un cuerpo herido por el hambre.
Comunicar. Comunicarse
Ejercer el acto de la voluntad
que es la expresión de una libertad
implícita que justifica el accionar autónomo.
Heteronomias... autonomías
esclavitud de pensamiento marketinado,
liberación de las dependencias mentales.
Nirvana.

En este instante de balance, todo cuenta. Cada uno podría hacerlo individualmente, en la soledad de su conciencia, son momentos de reflexión, de mirarse a si mismo en un gesto de autocrítica.

Lo que diferencia al hombre del animal es, justamente, su capacidad de volver la conciencia hacia sí mismo. La autoconciencia , queridos amigos es un bien, exclusivamente humano.

Caramba!!!

¿¿Somos todos los hombres y mujeres HUMANOS??? eso es algo que deberíamos sentarnos a meditar, no escarbando el campo del vecino, sino buceando en nuestro propio interior... uno sabe mejor que nadie quien ES ... ser auténticos es vernos en nuestra realidad, sin mascaras ni escusas.

Sin balance no hay proyectos posibles. La ideación debe partir de una inmediatez para que sea materializada en un futuro; sino deviene en sueño y como tal, lo asaltan las naturalezas de ambulante, somñoliento y poco práctico.

Soñar!!! dejase invadir por lo posible. Y luego intentar cristalizarlo en acciones.

Placer de proyectar, ilusión de vivir una vida feliz.

¿Pero que es la felicidad después de todo? qué es lo que les haría felices, si lo poseyeran?

Todo lo material, se desvanece, se evapora, se corrompe, se consume, se destruye.

Todo lo afectivo es errático, fluctuante, ambivalente. Amor, odio... pasión y dolor acontece una a través de la otra.

Todo lo especulativo fracasa, todo lo corporal se agota... hay una sola acción que permanece inmutable en medio del devenir: la conciencia en el otro, no como posesión afectiva, material o intelectual... la conciencia en el otro como unión humana, como sublimación de los instintos de conservación. No como proyección egoísta, sino como pura dación.

Ser, para que un otro sobreviva, accionar para permitirle al otro que sea.

“Esa confianza ejemplar
esa búsqueda del renacer,
ese empeño desmesurado:
fundar una ciudad perdida
comenzar un futuro
inventarnos esto que es lo nuestro de hoy.”

(“Lección”, del libro “poemas fundamentales” de Ángel Nuñez)

Compartir una danza fundacional...
madre de sueños,
de afectos sin rostros,
de manos en actitud de ofrecer.
Poder renacer en humanidad,
luego de morir como animal.
Abandonar las garras por jazmines,
los odios por regocijos.
El futuro es HOY,
la responsabilidad
es NUESTRA
No nos perdamos.

¡¡Felices fiestas!! en unión y con conciencia

Gracias por existir y permitirme Ser.

SoLCiTo (WebMistress)

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

Presentaciones obligadas

Ensayo sobre la palabra

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso

----------------------

¡Ah! Lo maravilloso de una casa no es que ella nos abrigue, que nos caliente, ni que uno sea dueño de sus muros. Sino más bien que haya depositado lentamente en nosotros estas provisiones de dulzura. Que ella forme, en el fondo del corazón, ese macizo oscuro del cual nacen los sueños como aguas de manantial"

Saint-Exupéry

-----------------


TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +