Volver a casa


Volver a casa

Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM

 

¿Te parece útil este sitio? Suscribite a TuRemanso por Email

Enlaces a páginas de recursos

TuRemanso macanudo

El equipo de TuRemanso

 

SoLCiTo | D.A | NN | MN | JB | El profe | Fer

 

Gustavo F. Cirigliano
Profesor
Responsable de la sección
"Reflexiones del viejo profesor"

¿Cómo redactar una "semblanza" sin caer en la habitual y casi inevitable enumeración curricular o acumulación de presumibles antecedentes profesionales? Si acaso tales datos no son más que una cáscara ¿qué quedará cuando uno se despoje de ellos sino una indisimulable desnudez?

Pero valga el intento de satisfacer su pedido. No diré que empezaré por el comienzo porque no sé cual fue el comienzo y de qué lo fue. Casi cualquier dato puede ser comienzo. Así que me veo en el año 1952 enseñando latín en un secundario nocturno de Lomas de Zamora. A partir de eso lo que siga puede ser un rosario de instituciones recorridas a veces en un cambio voluntario, otras por un cambio forzado o quizá debido a la atrayente sospecha de una ocasión para mejorar. Vaya a saber qué fue. Bueno será recordar las cosas buenas, porque de las otras sobran. Y ya que estamos continúo.

A los 27 años, profesor en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, a cargo de Filosofía de la Educación. Y a los 30 años profesor visitante en Syracuse University, EE.UU. En ambos casos debido a la generosidad y ayuda de auténticamente valiosos profesores antes obviamente que a méritos míos. Según creo, era visto por ellos como una promesa. Dios sabrá. Porque se cumplen tan poco las promesas en nuestro país. Me casé con una profesora, compañera de estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, tengo una hija, dos nietos, escribí libros, de los cuales uno alcanzó regular fortuna pero siempre escasa retribución económica.

Recorrí todo el ritual o ceremonial, que quizá sea más una simulación académica, participando en congresos en el extranjero, escribiendo en sedicentes revistas especializadas, dando conferencias, impartiendo cursos en el interior. Con los años uno ve que casi todo eso contiene mucho de frágil y perecedera rutina pero entonces prefería creer, o engañarse, que estaba ayudando a mejorar la realidad. Cuánto esfuerzo vano cuando el país no tiene un claro proyecto de lo que ha de ser, de lo que se compromete a ser. Un país que recorrió proyectos de nación cuando está sin proyecto se encuentra perdido. Pero también cuando un país no tiene proyecto, termina estando en el proyecto de otros países que sí lo tienen.

La gente vinculada con la Educación, los docentes en particular, fueron muy generosos conmigo y me atribuyeron virtudes que, vistas con frialdad, eran apenas insistencias. La insistencia puede considerarse virtud si se la ve como tenacidad o defecto si como terquedad. Prosigo. Cuando la realidad que sigue implacables cursos me empujó hacia afuera fue la generosidad de la Universidad Nacional Abierta de Venezuela la que me acogió desde 1977 a 1980 y me permitió aprender y trabajar en "educación a distancia". Las vueltas que tiene la vida, según reza el tango. De 1981 al 84 a España le debo la posibilidad de trabajar ofreciendo cursos de "Análisis Transaccional aplicado a Educación" en los ICE de sus universidades. En 1984, de regreso sí, pero a empezar de nuevo el recorrido por universidades argentinas.

Me pregunto a quién le pueden interesar estos recuerdos. Mejor abreviar. Actualmente

me ocupa el escribir artículos para ejercicio de paciencia de aquellos que reciben las "Reflexiones del viejo profesor" o "Historias del Agustino" o las "Disquisiciones tangueras" que ejemplifican los intereses de hoy: por ejemplo al Agustino le interesan los gnósticos cristianos del siglo II y III y los austeros cátaros de los siglos XI y XII y también los valdenses, los fratricelli....

Y se acaba...

Gustavo F. Cirigliano
Buenos Aires, septiembre de 2001.

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

Presentaciones obligadas

Ensayo sobre la palabra

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso

----------------------

¡Ah! Lo maravilloso de una casa no es que ella nos abrigue, que nos caliente, ni que uno sea dueño de sus muros. Sino más bien que haya depositado lentamente en nosotros estas provisiones de dulzura. Que ella forme, en el fondo del corazón, ese macizo oscuro del cual nacen los sueños como aguas de manantial"

Saint-Exupéry

-----------------


TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +