Por aquí cruzó la uña misteriosa

 

De: Boris Pasternak


Por aquí cruzó la uña misterisa del enigma
Es tarde, mejor me ire a dormir
Y con las luces del alba
Lo comprenderé. Mientras no me despierten
Tocaré a mi amada, como nadie sabe.
¡Cómo te tocaba!
Incluso con el cobre de mis labios te tocaba
Como una tragedia conmociona a su auditorio.
Te tocaba. El beso era un verano
Se venía en agostado día estival que tardaba y tardaba
Y de pronto derramaba la tormenta.
Bebía como las aves, dilatándose hasta perder
el conocimeinto.
Lentas corrían por la garganta las estrellas
Y los ruiseñores temblando, con los ojos en blanco
Apuraban gota a gota el firmamento.

[ de : “Temas y variaciones” 1916-1922]