Blush | Fiat Lux

Revista digital de cultura y humanidades dirigida por Cintia Vanesa Días

En esta sección...

Fernando Pessoa
José Vasconcelo

 

Contador desde 15.03.01

Desde julio 2004

 

 



 

Luis F. Iglesias
El innovador
por:Gerardo Cirianni

“Sólo la escuela que acoge y alienta con optimismo cada intento de afirmación personal eleva el clima de su pedagogía donde son posibles los milagros y donde el maestro llega a ser el amigo más querido y mejor comprendido” (Didáctica de la libre expresión p. VI)

 

La pluma del maestro

A partir de su labor a lo largo de veinte años como maestro rural en la Escuela N° 11 de Tristán Suárez, el maestro Luis F. Iglesias elaboró propuestas renovadoras de la didáctica en todas la áreas de la educación básica que aún hoy —sesenta años después de haber sido concebidas— asombran.

Esto escribía Luis Iglesias acerca de la lectura, a propósito de la biblioteca escolar:

"La 'Biblioteca menor', para los más chicos, es como un escaparate que ofrece mercadería al público exponiendo las tapas policromas de los cuadernillos y libros. [...] A los niños les gusta —¿quién no lo sabe?— elegir los libros por las tapas y las ilustraciones; con ello están delineando el tipo de mueble que necesita la biblioteca infantil. Verlo todo con sus ojos, dar vuelta y rebuscar todo con sus manos, son condiciones que es necesario respetar si de veras se piensa en la formación del niño lector." (La escuela rural unitaria, Capítulo VII: "Lectura y literatura".)

"Les leo un capítulo de Platero, 'Juegos del anochecer', y lo saborean. Cambio al leer muchos vocablos: linyera por mendigo, rengo por cojo... que me perdone don Juan Ramón. Tampoco uso la jerga andaluza, y digo: "—Mi padre tiene una escopeta..." Así, todo va bien. Les leo por leer, porque nos gusta a todos. Antes les he prevenido que no hay que hacer ningún trabajo, sino que vamos a gustar de una página sin intención alguna." (Diario de ruta. Los trabajos y los días de un maestro rural.)

 

Conversaciones

Tuvimos el privilegio de que el maestro Iglesias nos recibiera en su casa de Barracas, un barrio de la ciudad de Buenos Aires. Estas son algunas de las cosas que le preguntamos y lo que recordó.

—¿Hay alguna idea que pueda sintetizar su labor como maestro?

—Creo que sería la de la abundancia. En la escuela se hablaba mucho, se escribía mucho, se leía mucho, se discutía mucho. Nuestro salón estaba en permanente movimiento. Eran inconcebibles el silencio y la quietud.

—¿Cómo decidió ser maestro?

—En realidad, nunca supe bien por qué ingresé a la escuela normal. En ese entonces, la Normal de Lomas de Zamora era para "gente bien" que pasaba algunos años por la escuela y luego iba al Colegio Militar o a la Escuela Naval. Yo era un caso raro. Creo que en mi vocación influyó mucho una maestra, Isolina Maffía, gran luchadora, socialista, pacifista, gran lectora y propagandista del trabajo humano, que me inició en la inquietud por lo social. Pero, en realidad, yo tenía una gran duda: no sabía si quería ser maestro o escritor.

—¿Cómo resolvió esa duda?

—No la resolví. Con el tiempo fui asumiendo que iba a ser maestro y escritor.

—¿Quisiera hablarnos un poco de su escritura?

—Curiosamente, aunque casi todos mis libros tienen que ver con la escuela y la enseñanza, el primer libro que escribí fue una novela. Tenía yo diecisiete años y tuve que permanecer cuarenta días inmóvil porque en un partido de fútbol me fracturaron una pierna. En esa época escribí El tamborcillo: palabras de un niño contra la guerra. Escribí este libro para contestar al capítulo "El Tamborcillo Sardo" del libro Corazón. Diario de un niño, de Edmundo D´Amicis. Yo sentía que las emociones que transmitía ese libro deshumanizaban y eran contrarias a la paz. A través de la imagen de un niño heroico, nacionalista, se justificaba la guerra. Mi libro tiene un claro contenido pacifista. Se lo dediqué a mi maestra Isolina Maffía.

—En La escuela rural unitaria, en Diario de ruta, en Didáctica de la libre expresión, se nota una preocupación muy clara por el respeto a la palabra de los niños. ¿Quisiera hablarnos un poco de esto?

—No hay aprendizaje posible sin el respeto a la palabra del otro. En nuestra escuela los conocimientos se adquirían de un modo vivencial. Utilizábamos el lenguaje cotidiano no solo para hablar, sino para escribir. En Viento de estrellas, que es una antología de creaciones infantiles, se puede percibir y disfrutar el habla cotidiana, plena de belleza y cercana a las experiencias y a las emociones de los niños.

—Usted acaba de utilizar una palabra: emociones. ¿Podría hablarnos un poco de la escuela emotiva?

—En la época en la que yo me formé no se le daba mucha importancia a las emociones. Lo lógico, lo racional, era lo que se valoraba. Hablar de emociones era hablar de algo que se confundía con la sensiblería. Desde del inicio de mi trabajo como maestro, yo advertí que si no sentía la vida cotidiana de los niños y si ellos no podían reflejarla a través de sus trabajos escolares, los conocimientos que adquirieran no tendrían ningún sentido para sus vidas. De esto hablo en La escuela emotiva que es uno de mis primeros ensayos sobre temas pedagógicos.

 

Datos biográficos

Luis Fortunato Iglesias nació en la provincia de Buenos Aires en 1915. Durante veinte años se desempeñó como maestro único en la Escuela Rural Unitaria N° 11 de Tristán Suárez y reunió sus experiencias en varios libros, entre ellos, La Escuela rural unitaria.

Hasta 1976 fue miembro directivo del periódico Educación Popular. Recibió numerosos reconocimientos en la Argentina y en diferentes partes del mundo.

 

 

Editorial | Leyenda |  Pensador | Personaje | La frase | Del dicho al hecho | Fotografía | Informes
Enlaces | Biblioteca | Proyectos que apoyamos | Staff | Contactos | Mapa del sitio | Kiosquito | HOME

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Editora/Redactora: Cintia Vanesa Días | Blush FiatLux® es una Revista de cultura y humanidades
editada en Buenos Aires, Argentina - Diseño web Zen|Soluciones - ©2001-2004 |
Todos los derechos reservados - Se agradece la difusión del material, citando la fuente
Blush FiatLux pertenece a Remanso | Producciones y es miembro fundador del Colectivo Cultural

Este sitio se visualiza mejor en 1024x768 | + hecho con una I Mac +

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::