Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM

 

The Oswego movement

 

The Oswego Movement (dijo el viejo profesor de Política Educacional. The Oswego Movement, repetí yo. ¿Qué es eso?)

Así fue denominada (aclaró) una corriente pedagógica que tuvo como sede la Escuela Normal de Oswego en el estado de Nueva York en la segunda mitad del siglo pasado. Oswego es una pequeña ciudad al borde del lago Ontario y aquella Escuela Normal integra hoy State University of New York at Oswego.

Y Oswego tiene una particular relación con la Argentina y en especial ese Movimiento. El lider del Movimiento y fundador de la Escuela fue Edward A. Sheldon, un director inquieto, deseoso de encontrar un método o un estilo de formación de docentes y que logra expandir sus ideas a otras Escuelas Normales de los EE.UU..

Y las docentes así formadas integraron, -cinco de ellas provienen directamente de Oswego- el centenar de maestras norteamericanas (MNA) que fundaron el Normalismo argentino.

No tengo muy clara idea de lo que fue ese Movimiento, porque el tema no ha sido -creo- suficientemente estudiado. Apenas sé de un libro The Oswego Movement in American Education de Ned H. Dearborn que fuera publicado en 1925. Naturalmente inhallable en nuestro país. (¿Cuál sería la preocupación mayor de ese Movimiento? pregunté reconociendo mi ignorancia)

Y el tema central del Movimiento habría sido el estudio sistemático y la aplicación orgánica de las ideas pedagógicas de Pestalozzi. Para ello habría contado el Sr. Sheldon -al parecer, un excelente y eficiente administrador de la institución antes que un teórico- con la ayuda del profesor Hermann Krüsi colaborador suyo durante muchos años. Este Krüsi era hijo de quien fuera directo asistente de Pestalozzi en sus experiencias en Suiza o en Alemania y citado por éste en Cómo educa Gertrudis a sus hijos.

Estos datos me los ha provisto recientemente -1998- el Sr. Alexander Beattie quien ha sido durante años Bibliotecario de la que fuera E.N. de Oswego y actualmente está jubilado.

Sheldon encontró a Krüsi hijo, -un verdadero típico intelectual europeo, según Beattie- en una escuela de Nueva Inglaterra pero antes había enseñado en Londres. Londres tiene bastante que ver en esto. (Pero, concretamente ¿qué se hace en Oswego?)Oswego, Pestalozzi y el Prof. Bassi

Lo que Oswego hace es una sistematización de las ideas de Pestalozzi, o más bien, convierte las ideas centrales de Pestalozzi en nueve principios teóricos y a la vez aplicables. Esta es por el momento una hipótesis.

A criterio del Prof. Angel Bassi, tanto en su obra Interpretación, alcances y aplicaciones de los principios pestalozzianos (Buenos Aires: Cabaut y Cía. 3¨ edición, 1927, 198 p.) como en su Curso de Pedagogía (Buenos Aires: Editorial A. Kapelusz, 5¨ edic. 193l, 720 pag.) se sostiene -y esto sería lo interesante- que los difundidos "principios pestalozzianos" no fueron formulados por Pestalozzi. Habrían sido extractados de sus obras por Miss Jones que fuera maestra en la escuela de la Home and Colonial Society de Londres. Londres aparece de nuevo. (Sí, está bien, pero ¿qué tiene que ver Miss Jones con la historia de Oswego? insistí.).

Ahora bien ¿qué tiene que ver Miss Jones con la historia de Oswego? (repitió el profesor). La respuesta la encontraríamos en una obra titulada A Manual of Elementary Instruction escrito por Edward A. Sheldon con la colaboración de Miss M.E.M. Jones y el profesor H. Krüsi. Miss Jones había sido colega de Krüsi en Londres y en 1861-62 enseña en Oswego los métodos pestalozzianos. El libro llegó a manos de Bassi enviado por el prof. Maximio Victoria que fuera director de la vieja Escuela Normal de Paraná y había sido publicado por J.B. Taylor y Cía., New York, 1883. Bassi los cita en aquellas dos obras.

Una primera conclusión provisoria: El rasgo central del Movimiento de Oswego sería el de haber traducido las ideas de Pestalozzi a nueve principios operativos y el de haberlos puesto sistemáticamente en marcha en la formación de maestras para extenderlos luego a la educación elemental a través de ellas. Y asimismo Miss Jones resultaría la adaptadora dentro del Movimiento, aun cuando -según sospecha Bassi- habría unido ideas de Pestalozzi con las de Rousseau, Comenio y Spencer.

(Por algo Vd. mencionó Paraná, le señalé).

Las maestras norteamericanas formadas dentro de ese ideario y práctica educativa son las que vienen y forman a las maestras argentinas a través de las Escuelas Normales.

Los nueve principios

El Director de la E.N. de Paraná, José María Torres, es autor de El arte de enseñar y un decidido difusor de los nueve principios. Según algunos Torres era considerado como el elaborador de los nueve principios sobre la base de los de Morf o de los de Comenio. Encontramos estos principios también en la Pedagogía de Rodolfo Senet (Buenos Aires: Cabaut y Cía. 9¨ edición, 1928, 229 p.) y en otros autores y teóricos porque fueron difundidos por Ferrari, Carbó, Herrera, Bavio, Victoria.

Y ya que en esto estamos y dado que fueron famosos e importantes, en su momento, en la constitución del Normalismo argentino, permítame -si no le molesta- que los recuerde:

1¨. La actividad es una ley de la niñez; acostumbrar al niño a obrar, educar la mano.

2¨. Cultivar las facultades en su orden natural, desarrollar la mente y luego proveerla.

3¨. Principiar por los sentidos; no decir jamás al niño lo que él pueda descubrir por sí mismo.

4¨. Dividir cada asunto en sus elementos; una dificultad es bastante para el niño.

5¨. Proceder paso a paso y acabadamente. La medida de la instrucción no es la que el maestro puede dar sino la que el alumno puede recibir.

6¨. Que cada lección tenga un objeto mediato y otro inmediato.

7¨. Desarrollar la idea, dar la palabra que la representa y cultivar el lenguaje.

8¨. Pasar de lo conocido a lo desconocido, de lo simple a lo compuesto, de lo particular a lo general, de lo concreto a lo abstracto.

9¨. Primero la síntesis y después el análisis. No seguir el orden del asunto sino el de la naturaleza.

¿Qué le pareció el recuerdo de estos principios? (¿Cuál era su intención? le pregunto).

Lo que pretendía comentarle (me responde) es la incidencia que tuvo The Oswego Movement en la teoría pedagógica y en la práctica educativa del Normalismo Argentino. De paso se confirma que este Movimiento ha ocurrido por los años 1860 porque Clara J. Armstrong egresa de Oswego en 1868. (Y buscando cerrar su exposición, planteó:) Y me pregunto también: ¿se habrán conocido Sarmiento y Sheldon, dado que este último alentó a algunas MNA a venir a la Argentina?  

Escrito en Julio de 1998

 

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

La maestra del monte

La educación como negocio
(I parte)

La educación como negocio
(II parte)

La educación como negocio
(III parte)

La educación como negocio
(IV parte)

Composición tema..

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso

----------------------

¿Ud que haría en educación?

The Oswego Movement

"La vieja y querida Escuela Normal

Discurso pedagógico y juicios analíticos

Para una pedagogía del excluido

De la radio a la computadora

Eutopía: Argentina con Proyecto
(Crónica anticipada)

Distopía: Argentina sin Proyecto
(Crónica anticipada)

------ //// -------

TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +