Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM

 

Filosofía



¿Te parece útil este sitio? Suscribite a TuRemanso por Email

Enlaces a páginas filosóficas

TuRemanso Filosófico

La genealogía de los dioses griegos

La Teogonía Griega, según el poema de Hesíodo, es ante todo el relato del nacimiento de toda la raza de los eternos inmortales y de su descendencia, pero aparece también como la epopeya de los combates que enfrentaron a las diferentes generaciones de las Divinidades por la conquista del poder, pues los Dioses, al ser inmortales, solo pueden sucumbir a la violencia de otros dioses más fuertes que ellos. La historia de estos cambios de reinado conduce al poeta a enumerar las tres generaciones Divinas que, según la leyenda, se fueron sucediendo en el Universo: primero la generación de Urano, luego la de Crono y por último la de los Olímpicos, a cuya cabeza se sitúa Zeus. El poeta exalta la potencia soberana del señor del Olimpo, el último que conquistó el poder reina todavía sobre los Dioses y sobre los hombres.

La Teogonía comienza por tanto relatando el nacimiento del Universo. En los orígenes del mundo existía Caos (Vacío), la vida indiferenciada, un vacío sin fondo, pero a la vez lleno de elementos sin orden. Caos engendró a Erebo (las Tinieblas donde habitan los espectros) y Nix (la Noche), éstos engendraron a sus opuestos Eter (la Claridad donde habitan los Dioses) y Hémera (el Día). Día y Noche formaron a Crono (el Tiempo). Nix tuvo a Gea (la Tierra), quien sin intervención de hombre alguno engendró a Urano (el Cielo), Gea también engendra a ponto (el Mar), esta es la primera parte de la Teogonía, donde Tierra, Mar y Cielo se encuentran a cargo del Universo.

Gea junto a Urano engendra a los Titanes (Los primeros Dioses que no son meras personificaciones de los elementos), así como a los tres Cíclopes y los tres Hecatonquiros. Ninguno de estos hijos consigue ver la luz del día porque su padre Urano, en un incesante acto de procreación, no les deja salir del vientre de su madre. Gea le entrega a Crono, su último hijo, una hoz, para que la libere de tan excesivo acto de fecundación. Crono corta entonces los testículos de su padre, las gotas de sangre que cayeron sobre la Tierra darían origen a las Erinias, y el semen cayó sobre el Mar, creando a Afrodita, así se marca la separación de Tierra y Cielo, tomando Crono (el Titán, mas no Crono, el Tiempo) la supremacía del Universo.

La segunda generación, la de los Titanes, será a partir de entonces la dueña del mundo, con Crono a su cabeza. Algunos Titanes y Titánidas se unen entre ellos: Océano y Tetys, engendran a los ríos y manantiales; Hiperión y Tía a Helio (el Sol), Selene (la Luna) y Eos (la Aurora); Ceo y febe a Leto y Asteria; pero la pareja más importante es la de Crono y Rea, quienes tendrán a Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus. Crono suprimió a los cinco primeros hijos, tragándoselos apenas nacían, para que no le quitaran la supremacía del Universo, pero Rea no le entregó a Zeus en el momento de su nacimiento, sino a una piedra envuelta entre pañales. Zeus crecerá en la isla de Creta, y ya adulto se revelará contra su padre, le dará un brebaje que provocará que vomite a sus cinco hijos, y Zeus junto a sus hermanos y con la ayuda de los Cíclopes y de los Hecatonquiros, destronarán a su padre Crono, y se repartirán el Universo. Poseidón se quedó con el Mar, Hades con el mundo subterráneo, y Zeus con el Cielo y la Tierra, quedando como supremo Dios por encima de todos sus hermanos y Dioses más antiguos que él.

Zeus, Poseidón, Hera, Deméter y Hestia, forman la primera parte de los Dioses Olímpicos, Afrodita es una deidad del Olímpo aunque es más antigua que pertenece a una generación anterior. Los otros Dioses Olímpicos serán: Apolo, Ares, Artemis, Atenea, Dioniso, Hefesto y Hermes (los Olímpicos son doce Dioses, ya que Hestia renunció al palacio de los Dioses para no tener conflictos con Dioniso, a quien le cedió su puesto). 

 

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

Deconstruir la actualidad
[Jacques Derrida]

El encubrimiento del otro [libro]
de Enrique Dussel

La Genealogía de los Dioses Griegos

El mito

El problema del conocimiento (según Descartes y Hume)

Filosofía de la Ilustración

Biografía de Platón

Aprendamos a vivir filosóficamente

Los posibles Niezsches
[Fernando Savater]

Fe y razón: Santo Tomás

El existencialismo es un humanismo [Sartre]

El crepúsculo de los idolos
[Nietzsche]

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso

----------------------

TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +