Volver a casa


Volver a casa

Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM


 




¿Te parece útil este sitio? Suscribite a TuRemanso por Email

TuRemanso Reflexivo

 

La cuerda

 

Cuentan que un andinista, desesperado por conquistar el Aconcagua inicio su travesía, después de años de preparación, pero quería la gloria para el solo, por lo tanto, subió sin sus compañeros.

Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y mas tarde, y no se preparo para acampar, sino decidió seguir subiendo decidido a llegar a la cima. La noche cayo con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no habia luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes.

Subiendo por el acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbalo y se desplomo por los aires...caía a una velocidad vertiginosa, solo podía ver veloces manchas mas oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de la vida, el pensaba que iba a morir, sin embargo, de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos...

Si, como todo andinista experimentado, habia clavado estacas de seguridad con candados en una larguísima soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedo mas que gritar: ayúdame Dios mío.

De repente una voz grave y profunda de los cielos contesto: -¿Qué quieres que haga hijo mío?

-Sálvame Dios mío.

-¿Realmente crees que te puedo salvar?

-Por supuesto mi Señor.

-Entonces corta la cuerda que te sostiene.

Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró mas a la cuerda y reflexiono...

Cuenta el equipo de rescate que al otro dia encontraron colgado a un andinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda ... A TAN SOLO DOS METROS DEL SUELO...

¿Y tu, que tan confiado estas de tu cuerda?

¿Por qué no te sueltas?

 

Confucio dijo: Si no se aprende, la sinceridad se trueca en grosería; la valentía, en desobediencia; la constancia, en caprichoso empecinamiento; la humanidad, en estupidez; la sabiduría, en confusión; la veracidad, en ruina.

Quizás otros acierten de entrada; lo que es yo, no acierto sino después de diez tentativas. Quizás otros acierten después de diez tentativas; yo, después de mil. De cualquier forma, quien es suficientemente perseverante para transitar este camino, si es necio, llegará a ver claro; si es débil, llegará a ser fuerte.

 

 

 

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

Tiempos de la posmodernidad

La sombra y la luciérnaga

¿Qué hiciste con Rosa de lejos?

Darse tiempo

Descartar

La palabra: entre lo romántico y lo massmediático

Desiderata

Empuja tu vaquita

Libertad

Carta a un amigo

Todo pasa por una razón

Rana de pozo

El clavo impaciente

Rozar el cielo

El ángel de los niños

Para tener siempre presente

Las tres pipas

¿Estamos viejos?
[Reflexiones de fin de siglo]

La cuerda
[Sobre la confianza]

¿Por qué todo tiene que ser lineal?

La decadencia de la bolita

El arte de la impostura

¿Qué es lo que hace a una mujer especial?

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso 

----------------------

TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +