Volver a casa


Volver a casa

Facebook Linkedin Skype Twitter Blog Feedburner You Tube LastFM


 




¿Te parece útil este sitio? Suscribite a TuRemanso por Email

TuRemanso Reflexivo

Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal caracter.

 

El clavo de la impaciencia

Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detrás de la puerta.

El primer día, el muchacho clavo 37 clavos detrás de la puerta.

Las semanas que siguieron, a medida que el aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta.

Descubrió que era mas fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta.

Llego el día en que pudo controlar su caracter durante todo el día.

Despues de informar a su padre, este le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su caracter. Los días pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban mas clavos para retirar de la puerta.

Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta.

Le dijo: "has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta.

Nunca mas sera la misma. Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves." Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastara, y la cicatriz perdurara para siempre.

Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física.

 

 

Ingresá tu e-mail:

Recordá que para completar la suscripción tenés que confirmarla haciendo clic en un e-mail que te va a llegar de nosotros -casi al instante- Si no lo ves en la bandeja de entrada chequeá la carpeta de spam. Sin esa confirmación tu suscripción quedará trunca.

Tiempos de la posmodernidad

La sombra y la luciérnaga

¿Qué hiciste con Rosa de lejos?

Darse tiempo

Descartar

La palabra: entre lo romántico y lo massmediático

Desiderata

Empuja tu vaquita

Libertad

Carta a un amigo

Todo pasa por una razón

Rana de pozo

El clavo impaciente

Rozar el cielo

El ángel de los niños

Para tener siempre presente

Las tres pipas

¿Estamos viejos?
[Reflexiones de fin de siglo]

La cuerda
[Sobre la confianza]

¿Por qué todo tiene que ser lineal?

La decadencia de la bolita

El arte de la impostura

¿Qué es lo que hace a una mujer especial?

----------------------

¿ Buscas algo?

Afuera Remanso 

----------------------

TuRemanso ©2000-2011 ¬ Idea y realización Cintia Vanesa Días ¬

BLOG | SUSCRIPCIÓN | CONTACTO | CURSOS Y TALLERES

Estás
dentro del sitio antiguo de TuRemanso (2000-2007)
Se permite y agradece la difusión total o parcial del contenido, citando la fuente
+ Hecha en una I Mac +