Convertirte en el protagonista de tu educación

Este lunes fue el estreno mundial de “La educación prohibida” una verdadera obra colaborativa:  testimonios,  ideas, investigación, producción, promoción, proyección y difusión. La educación prohibida hace carne eso de “cada uno un poquitito…”

Qué gran ejemplo para aquellos que tienen ideas pero no recursos. Abrir el juego, complementarse. “La educación prohibida” es la clara muestra que cuando nos unimos con una idea prometedora la gente responde positivamente.

Algo que me encantó:

“Amor y Cooperación

El amor implica conocerse, valorarse, comprenderse, aceptarse y respetarse. Respetémonos a todos y cada uno de nosotros. Desde la concepción ya tenemos determinada la conformación de nuestro ser y es respetando ese proceso vital que logramos realizarnos.
El amor implica dejarnos ser, ofrecer todo de cada uno, conocer y respetar los ritmos de quienes nos rodean. Y entender que nos necesitamos los unos a los otros. Desear lo mejor para nosotros y para los otros.
El trabajo en equipo, la idea de que vivimos en sociedad. Donde compartimos recursos, tiempos, objetivos, sentimientos con nuestros semejantes. La cooperación nos permite vivir en un ambiente pacífico, donde podemos realizarnos, aportar a las necesidades ajenas pero sin interferir en sus procesos autónomos.
Es elemental que comprendamos que la cooperación es parte de la naturaleza humana, es parte de la vida, el acompañamiento es imprescindible para el desarrollo de la vida, a nivel celular y a nivel social. Nos desarrollamos individualmente y a nuestro paso, pero vivimos en comunidad, y nuestro crecimiento es también el crecimiento de quienes nos rodean.” (en Ideas Comunes)

Entrevistas y propuestas

Los entrevistados provienen de escuelas abiertas, creativas y traen propuestas y reflexiones muy interesantes acerca de la formación del niño.

Temas para reflexionar y debatir

Si bien creo en este tipo de educación: significativa, integral, creativa, que fomenta la responsabilidad y la identidad del niño; que la familia es la principal formadora y promotora de salud mental y emocional. Soy consciente de que hay realidades que no alcanzan y miserias que quedan en evidencia.

Aqui volvemos sobre el paradigma de la calidad educativa y cuánto de “igualdad” en el acceso puede haber en realidades tan desiguales. ¿Se puede garantizar la educación sin que sea obligatoria y gratuita? ¿Es posible ofrecer las misma posibilidades sin homogeneizar? ¿Cómo se implementaría? ¿Qué tipo de criterio debería funcionar como columna vertebral del proyecto educativo? ¿Laico en valores? ¿Qué valores? ¿Qué validación social tendría la autogestión del aprendizaje?

Creo que la clave es focalizar la atención en las familias y en la humanidad del docente ¿Cómo se puede implementar una asistencia, una orientación, un acompañamiento a los padres?¿Cómo formar a los docentes desde el paradigma colaborativo y de gestión emocional? ¿Cómo se puede concientizar la importancia de una conducta digna para la formación en valores? ¿Es posible y deseable reformular el rol de los medios de comunicación? ¿Cómo se puede regular la presencia ideológica del Estado en el rompecabezas educativo? ¿Se puede educar a un pueblo sin sistema educativo? ¿Cómo flexibilizar una institución caduca que tiende a desmembrarse? Y su generamos una nueva forma de compartir conocimientos? ¿Y si utilizamos las herramientas que tenemos a la mano sin convertirlas en fines en sí mismas?

Libertad sin recursos, no es libertad en lo absoluto.

Y aquí no hablo sólo de recursos materiales, sino de posibilidad de gestión emocional, valores, conocimientos, actitudes y formas de hacer.

Me encantó la película porque nos muestra una realidad detestable y nos presenta una serie de propuestas posibles. Sólo hay que dar ese gran paso que significa dejar de parlotear tanto y comenzar a pensar formas de aplicar colaborativamente.

Pueden ver la película desde aquí

Embedly Powered

Embedly Powered

Embedly Powered

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , ,   ·   Categorías  Auto-gestión del aprendizaje, Ser educador y docente

un comentario!! yeah :-) → “Convertirte en el protagonista de tu educación”

  1. Norma 2 años hace  

    Hoy tuve una jornada de educación en casa: a causa de la lluvia, mi hija mayor, de 7 años, no fue al cole. Y en el día: aprendió a poner bien los cordones de la zapatilla; abrió los ojos grandes con un documental sobre robots; me demostró lo buena hermana que es y madre que será leyéndole un cuento y atendiendo a su hermana con dulzura; practicó a escribir en cursiva hasta que le dolió el brazo (y ahí dejó); sigue dibujando y jugando en Internet; ordenó lo que le compete y descubrió cómo hacer mejor la cama.

    Todo eso, en un día en casa.

    En la escuela aprende otras cosas (socializar, contenidos mínimos exigidos, etc.), pero sin dudas eso es una fracción de lo que un niño tiene para vivir a esta edad en que son tan permeables!

Deje su comentario