5 consejos para emprender durante 2011

“Nosotros sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser” Shakespeare

Los primeros días del año nuevo traen un plus de energía: el entusiasmo, la esperanza de mejores experiencias y oportunidades de llevar a la práctica viejos o nuevos proyectos. Crecer, afianzarse, cambiar… las posibilidades son múltiples y en tiempos de alegrías colectivas hay que poder capitalizar las ideas y transformarlas en proyectos que pueden ser llevados a la práctica.

Aquí les acerco algunas ideas para sacarle provecho a la pasión de los primeros días del 2011

  1. Pararse a observar el bosque: Muchas veces nos embalamos tratando de buscar ideas o respuestas tan cerca del proyecto en cuestión que se nos pierde la perspectiva y nos llevamos por delante el árbol sin poder contemplar el bosque. Aquí resalto tres aspectos a considerar:
    A) Variable tiempo-realidad. El tiempo es un aspecto clave para llevar a cabo proyectos. Plantearse objetivos claros y enmarcarlos en tiempos realistas es una necesidad; muchas veces sentimos como fracasos lo que en realidad son faltas de previsión o apresuramientos. otras veces los tropezones son simples apuestas fuera de tiempo.  Debemos aprender a diferenciar deseo de meta, realidad personal de realidad mundial.
    B) Sumar, siempre es mejor que restar. Se debe comprender la necesidad de adquirir una mirada panorámica de lo que se está hablando, correrse de la comodidad de lo conocido, de mi expertise en particular, ponerse en los zapatos del otro, es decir, pararse desde otra área de conocimiento y tratar de comprender la propia desde allí. Armar proyectos trasversales entre distintas áreas parece ser una de las decisiones institucionales o personales más coherentes: aunar esfuerzos e inteligencias, trabajar en red.
    C) Trabajamos con seres humanos. Sin importar el área en la que se va a desarrollar nuestro proyecto, es claro que siempre estará el ser humano en medio del proceso. Conocer y conocerse es otro aspecto clave a la hora de poner en acción una idea.
  2. Aprovechar los recursos que están a mano: No se necesitan grandes inversiones de dinero para generar buenos proyectos. Hay que poder mirar a nuestro alrededor y resignificar los objetos y recursos que nos rodean. Aprovechar las redes sociales y los blogs para crear valor y comprometer a los clientes, proveedores, empleados o amigos en la generación del proyecto. Disfrutar el proceso es la clave para transmitir el valor de su puesta en marcha. Si nosotros estamos entusiasmados y hemos tenido en cuenta aspectos fundamentales (como por ejemplo a quiénes está dirigido el proyecto), es muy probable que tenga una buena recepción.
  3. Desarrollar la creatividad: Cuando uno se traba buscando la solución a un problema, o no puede ver las cosas desde otro lugar es bueno pedir ayuda o salir a “ventilarse”, hablar con gente de diferente profesión, edad, expertise… plantearles el tema y escuchar lo que tienen para decir. Hacer una brainstorm (lluvia de ideas)  entre colegas o amigos; muchas veces los chicos mismos son fuente inagotable de ideas. Correrse del lugar del “saber”, innovar es mirar las cosas conocidas desde otra perspectiva, es permitirse jugar.
  4. Involucrar a la comunidad: Para que un proyecto pueda ser viable y exitoso tenemos que pensar hacia quienes está dirigido. Involucrar a todos los actores parece ser la forma de generar mayores expectativas y entusiasmo. Empoderar al factor humano es la clave para generar proyectos con valor agregado, proyectos que puedan saltar la empresa y continuarse en la comunidad. Proyectos que pueden mutar y crecer hasta convertirse en algo más. La suma de voluntades crea una fuerza centrífuga que agrupa y potencia cualquier idea. Y aquí otra vez la cuestión de actitud. Plantearnos el proyecto como desafío, y no como obligación a cumplir.
  5. Evaluación de proceso: Para que los proyectos puedan tener buenos resultados tienen que tener una cualidad: ser flexibles.  Para ello  hay que  poder evaluar durante el proceso para hacer los reajustes necesarios. No enamorarse de las ideas propias, tratar de generar diálogo, integración, multidisciplinariedad. Los egoísmos y las estrecheces mentales solo llevan a la mediocridad. El camino es lo suficientemente ancho para poder recorrerlo en compañía. Cuando somos varios  caminando hacia un mismo objetivo, algunos pueden distraerse contemplando el paisaje, otros el cielo,  mientras el resto está mirando por dónde se va… para eso sirve la complementariedad, para nutrirnos y enriquecernos de las miradas de  todos.

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , ,   ·   Categorías  Ser emprendedor

un comentario!! yeah :-) → “5 consejos para emprender durante 2011”

  1. marcebrise 6 años hace  

    Feliz cumpleaños!!Y gracias por tus posts!!Éste está muy bueno,lo comparto

Deje su comentario