Informal learning y Universidad 2.0

por Ricardo Alonso Maturana (CEO de gnoss.com)

‘Aprendo cuando veo lo que tú miras’.

Son siete palabras, sólo siete palabras, pero suponen toda una disrupción en el campo de la formación a través de la Web, por no hablar de la enseñanza universitaria y la mejora y aceleración del aprendizaje en cualquier entorno educativo. Esas siete palabras responden a la filosofía ‘informal learning’, concepto lanzado por Peter Henschel, que tan profusamente ha divulgado y ha contribuido a ‘evangelizar’ Jay Cross.

Pero, sigamos ‘predicando’. Superado el debate entre formación presencial o formación online, o las diatribas intestinas entre enseñanza con plataformas on line propietarias o plataformas basadas en customizaciones más o menos adecuadas, cabe reseñar que la tecnología existente (redes sociales aumentadas con las posibilidades de la semántica) puede producir un efecto amplificador y acelerador del aprendizaje en las personas y los grupos porque aporta valor añadido a cualquiera de los modos de aprender, ya sean presenciales o no, o un mix de ambos.

A lo largo del curso 2009/2011, he participado en una experiencia piloto con profesores y alumnos de la Universidad Complutense de Madrid en la aplicación de herramientas 2.0 de las redes sociales, en este caso gnoss.com, para la gestión del conocimiento y desarrollo del aprendizaje informal en un grupo de asignaturas teóricas. El proyecto, denominado GNOSS Universidad 2.0, ha supuesto todo un reto que nos ha hecho replantear las bases de lo que denominamos inteligencia teórica. Antes de seguir en Madrid, o mejor dicho en la Red, vayamos a la antigua Grecia para contextualizar nuestra experiencia. Los griegos denominaban ‘metis’ a la inteligencia práctica aplicada a la resolución de problemas. En román paladino, hablamos de la astucia de un capitán para gobernar a sus tropas durante la batalla más cruenta. La ‘metis’ se aprende y desarrolla en el marco de una relación: la que se da entre un padre y un hijo; un mentor y su pupilo; o un profesor y su alumno; pero también es la que se produce entre iguales, alumnos en el caso de la Universidad Complutense. La ‘metis’ se acelera además con el número de experiencias, es decir, con el número de batallas ganadas. Estamos hablando de aprender haciendo (‘learning by doing’) y, por tanto, de una disrupción. El pensamiento en la universidad raramente era una práctica pero ahora, con las herramientas 2.0, Internet puede cambiar las cosas, y transformar la inteligencia teórica en una práctica.

En el caso de la Complutense, profesores y alumnos han utilizado las comunidades para compartir conocimiento de manera informal con las siguientes conclusiones acerca de la relación de la Web 2.0 y el aprendizaje en la universidad:

  • El aprendizaje informal acelera los procesos colectivos de formación en un espacio formal de enseñanza-aprendizaje como es la universidad.
  • Los actos de aprendizaje son transparentes y generan automáticamente un bien público que pueden disfrutar terceros (compañeros, profesores, profesionales…). De hecho, todos hemos aprendido preguntando y trabajando con nuestros iguales, puesto que son los mejores traductores de los códigos y lenguajes con los que hemos ido construyendo nuestro conocimiento.
  • Las herramientas de participación de las redes sociales permiten mayor flexibilidad e inmediatez a los alumnos y profesores a la hora de gestionar su formación y la evaluación de su desempeño.
  • El trabajo en equipo en entornos de conversación favorece la detección y popularización del talento, puesto que la Web 2.0 ayuda a identificar a las personas más relevantes de una comunidad o grupo.

Proyectos como Universidad 2.0 plantean un cambio de paradigma, puesto que la relación entre profesores y alumnos no es que haya pasado de unidireccional a bidireccional: las redes sociales y la coopetición que generan las herramientas 2.0 transforman las clases en una experiencia viral de la que todos podemos ser copartícipes. Sigamos aprendiendo con los alumnos.

* * * * * * * * * *

Ricardo Alonso Maturana (Bilbao, 1962; Doctor en Sociología) es fundador y CEO de RIAM I+L LAB empresa que ha desarrollado GNOSS, espacio de redes sociales en internet que funciona sobre las tecnologías de la web semántica, Cofundador y presidente ejecutivo de Questio Estrategia y Futuros; consejero y administrador de Grupo Maturana y vicepresidente de DMR Sistemas. En el pasado ha sido consultor internacional para el desarrollo de Sistemas de Formación y Sistemas de Gestión del Conocimiento (1996-2001); profesor en la Universidad de La Rioja (2004-2005); y profesor de Bachillerato (1986-2001). Fue miembro del Consejo Riojano de I+D+i. entre los años 2003 y 2007.

Ricardo Alonso Maturana en red: lo encontrarás en

* Su perfil en GNOSS: RIAM
* Twitter: @maturanaricardo
* Su Blog: Watermelon
* Sus comunidades: NextWeb, Universidad 2.0.
* Su proyecto: GNOSS

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , , , , , , , , ,   ·   Categorías  Comunidad TuRemanso, Reflexiones sobre la Web 2.0, Ser educador y docente

Deje su comentario