El sueño de la biblioteca colectiva

“Casa sin libros es casa sin dignidad” Amicis

Iniciación temprana a la lecturaDesde muy pequeña me fascinaron los libros. Será por mi naturaleza entre reflexiva y soñadora, o por nacer en una familia de lectores y escritores, o por no tener televisión durante mi infancia, o quizás por la suma de todos esos factores. Por lo que pueden ver en esta foto, Aimé sigue nuestros pasos… es una ávida pasadora de hojas que disfruta de una buena lectura (con voz de papá y mamá) y se anima a contar sus propias percepciones en un lenguaje que aún no entendemos del todo, pero que intuimos.

Al ver a mi propia hija y su relación con los libros caigo en la cuenta que  la lectura y la escritura es algo que me acompañan desde que tengo memoria. Si bien hoy utilizo mucho la lectura-monitor (me da pena imprimir si no es completamente necesario) los libros siguen siendo mis compañeros de ruta. Convengamos que el vinculo que uno entabla con un libro es casi mágico: lo llevás como si lo estuvieras acunando lo acariciás cuando pasás las hojas, lo dejás reposar en tu pecho mientras meditás sobre alguna de sus frases, lo llevás a tomar sol al balcón o al parque, lo tenés siempre a la vista (en la mesita de luz, en la cartera, arriba del escritorio, en la cocina…)

Y aquí es cuando afirmo: los libros son para leer, no para dejarlos durmiendo en un estante. Hay que respetarlos, pero también hacerlos propios. Los míos están llenos de marcas (almanaques, papeles de caramelo, señaladores, flores u hojas secas, sahumerios, retazos de tela o lana) y referencias (en lápiz negro o de color). Un libro sin marcas es como una vida sin experiencias.

Hace unos meses atrás se me ocurrió una idea y obtuve varias respuestas de amigos y lectores. Al comenzar a leer sus aportes y ver sus libros descubrí que tenemos varias lecturas en común, y es gratificante ver cómo uno conecta con gente que aún no conoce en persona. Indudablemente las energías se cruzan en la vida y uno termina acercándose a los que le son afines, aún cuando tengan distintas formas de expresarlo.

lecturasQuiero agradecer a los que se sumaron al proyecto desde la primera hora, y extender la convocatoria a todo aquel que desee compartir su amor por la lectura (por favor, rellene el formulario de contacto y yo me comunicaré para contarles un poco más).

Podrán ver mi propia biblioteca aquí, la tengo dispersa por toda la casa, así que iré subiendo fotos con tiempo. Mientras tanto pueden sumarse al grupo en Flickr (y participar con sus propias fotos) o ver algunos de los envíos de los miembros.

A partir de esta semana estaré posteando los aportes de nuestros amig@s.

Y recuerden: “Existe una gran diferencia entre la persona ávida que pide leer un libro, y la persona cansada que pide un libro para leer” Chesterton

Actualización: por esas maravillas de la sinergia @Irisfz me comentó a través de Buzz la posibilidad de armar un Wiki par compartir lecturas y comentar acerca de los libros que nos gustan y los que no. Así que ahora, luego de menos de media hora ya está on line la complementación del proyecto #DQL (Dime qué lees), podés sumarte y comentar en LibrosyLecturas

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , ,   ·   Categorías  Comunidad TuRemanso

4 comentarios, y contando... → “El sueño de la biblioteca colectiva”

  1. fabiana 7 años hace  

    me vino barbaro justo tengo que hacer un proyecto acerca de la biblioteca ambulante y o aulica.solicito mas informacion o alguna idea para mañana, asi veo como hacerlo.muchas gracias!!

  2. Cintia Vanesa Días 7 años hace  

    Fabiana, aquí tenés alguna idea: http://www.turemanso.com.ar/?p=1245 para adaptar.
    Salu2!!

  3. marisa 7 años hace  

    necesito nombres de cuentos referidos al bicentenario para todos los grados de escuela primaria

  4. Cintia Vanesa Días 7 años hace  

    Marisa, no tengo el dato. A ver si alguno de nuestros/as lectores/as y amigos/as es tan amable de comentar aquí aportando algun cuentito sobre el bicentenario para primaria! 😀

Deje su comentario