La Comunicación Productiva para la Educación que Viene

By: Manuel Montaner
Lograr un cambio de pensamiento a través de la transformación personal del individuo es excesivamente difícil…pero es el único camino.
Dalai Lama


Comunicacióno productivaEn una sociedad crispada, en cambio permanente y que se encuentra en equilibrio móvil, el modelo tradicional de comunicación (Emisor – Mensaje – Receptor) ha comenzado a deshilacharse. Rápidamente.

Este modelo que se origina en la Teoría Matemática de la Comunicación de Shannon y Weaver ejerció su influencia -desde su creación en 1948- hasta nuestros días, y especialmente en la forma que nos comunicamos en los distintos contextos en que nos movemos, ya que se encuentra instalado como una parte esencial de la cultura contemporánea. Este modelo lineal posee eslabones débiles como por ejemplo: que el rol emisor se centra en “que decir”, cierta noción de autoritarismo “uno habla, muchos escuchan”, su negación de una “puesta en común” que involucra a ambas partes del proceso y la ausencia total del concepto de relación.

El investigador social y master coach Alejandro Marchesán creador del Modelo de Comunicación Productiva, dice al respecto, que “somos “usuarios” de un modelo de comunicación que no hemos conversado, ni diseñado y tampoco elegido”.

El modelo de comunicación tradicional provoca cortocircuitos en la comunicación humana en forma casi permanente, porque es un modelo de confrontación y con la utilización de este modelo la coordinación de acciones es lenta y dificultosa, por lo tanto las relaciones y los resultados (privados y laborales) no mejoran.

Algunas de sus características principales consisten en que No existe consideración y respeto por el otro, las palabras son como espadas y no como puentes, lo más importante es que escuches la (que es mi) verdad…la defensa de las posiciones se hace con arrogancia (se habla mucho de uno mismo), las comunicaciones son “pulseadas lingüísticas”…yo te dije…vos dijiste…, se ataca al interlocutor antes de discutir la idea, aparece el miedo a hablar por considerar la posición, carácter o jerarquía del otro, transferimos generalmente lo que conviene y no lo que sentimos, entre otras.

En ese caso quedan dos caminos posibles: la resignación o la acción responsable.

En la resignación, nos rendimos ante este modelo tradicional porque creemos que no se puede cambiar, porque “más vale malo conocido…” y toda una serie de excusas que son enemigas del aprendizaje y especialmente del cambio.

Con la acción responsable nos hacemos cargo de las características negativas del modelo y nos ponemos a trabajar en la posibilidad de mejorarlo. Y esa posibilidad se llama Comunicación Productiva.

Este nuevo modelo trata justamente con la productividad que generan las relaciones. Su postulado básico es que “nadie obtiene mayores resultados que lo que sus relaciones se lo permiten”. Y las relaciones se construyen desde las 3 C:

  • Compromiso: Como el fenómeno esencial para coordinar acciones con otros
  • Comunicación: Visto como el espacio de Acción Común y de mutuo beneficio.
  • Confianza: La base constitutiva de cualquier relación humana.

El Modelo de Comunicación Productiva (MCP) propone un fuerte énfasis en los Actos del Habla (afirmaciones, juicios, declaraciones, pedidos, ofertas y promesas) con compromiso social, para generar en las nuevas conversaciones de las personas y las organizaciones el uso de una palabra más plena, y una mirada inclusiva hacia el otro reconociéndolo como un legítimo otro.

Por eso mismo, sus postulados basicos son: Priorizar el hablar “cara a cara”, que exista una escucha comprometida, generosa y activa, que se desplace el miedo por la seguridad y la confianza,  se procure la sinceridad, bajo nivel de juicios y prejuicios, “Mi verdad” no es lo mas importante, se discute el contenido, la idea…no a la persona, generar la cultura del “nosotros”, en suma que haya compromiso a la relación y no “relación por compromiso”.

La educación es la gran oportunidad para que este nuevo modelo pueda crear comunidades que se comuniquen desde el compromiso y desde la posibilidad. Y es responsabilidad de las organizaciones –privadas y públicas-, organismos no gubernamentales, empresas y especialmente de personas con compromiso social y con un propósito en su vida, de la construcción de un mundo diferente, que impactará en todos los sectores de la sociedad: político, social y económico.

El Modelo de Comunicación Productiva está pensado para la educación que viene que es la Argentina que viene y es el puente hacia una nueva manera de ser y de evitar que el viejo paradigma no se convierta en paradogma.

Como lo cree un hombre santo, la transformación es posible “porque el Amor es posible”

* * * * * * * * *

Manuel Montaner

Manuel MontanerLicenciado en Relaciones Públicas y egresado del doctorado en Sociología del Trabajo, ambas de UADE, se encuentra preparando su tesis doctoral sobre la Comunicación Productiva en las organizaciones.  Es  Docente en la UP, el Salvador, ITC7, ISCEA y el CEOP.  Coach organizacional Senior certificado. CEO de Montaner y Asociados, Director de la Consultora Quazarum, Master Keys Consultores y Alejandro Marchesán y Asociados. Fue Gerente General del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de Argentina,  del que fue su Presidente, Vice y miembro de Comisión Directiva asi como ejecutivo de Telecom Argentina, BNL, Citibank e YPF, entre otras empresas.

Mane en red: lo encontrás en

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “La Comunicación Productiva para la Educación que Viene”