Un brindis a la distancia

TuRemanso

Hola amig@!

Este fue un lindo año. A pesar de la crisis mundial -o a raíz de ella- ha habido un despliegue de solidaridad, creatividad y  buena onda.  En lo personal sumo, además, un acontecimiento clave en mi vida: a principios del 2009 nació mi hija, Aimé. Ya nunca volveré a ser lo que era, mi mundo cambió para siempre y estoy feliz!

Este año, concreté muchos sueños que venían acompañándome desde hacía tiempo, conocí a gente maravillosa y me reencontré con afectos del pasado.

Como todos, fue un año de aprendizaje: el 2009 me enseñó a ser más flexible, más paciente, más sociable; aprendí que se puede compaginar la vida privada y la familia, con el trabajo y los sueños… qué sólo se necesita una escala de valores definida, altas dosis de reflexión y que todo se hace más simple si tenés una pareja y una familia que te apoya incondicionalmente. El amor -sentirse amada y amar- es la clave de una vida dichosa.

Amig@, no te conozco pero te intuyo. Este universo virtual teje redes que se hacen cada vez más reales, más profundas, más interesantes. En este universo uno aprende a quererse, extrañarse,  respetarse.  Me sucedió ya varias veces que -contrariamente a lo que piensan algunos-  al encontrarnos en persona con amigos y amigas virtuales fue como si nos conociéramos de toda la vida.  Uno atrae a gente afín, quizás es eso. El reencuentro es gratificante.

2010 me va a encontrar con algunos proyectos que continúan, otros que se van y muchos que nacen. Dijo Gustav Mahler: “componer una sinfonía es, para mí, construir un mundo”. La sinfonía es a Mahler lo que la educación es a TuRemanso. Queremos construir un mundo lleno de vida, de alegría, de esperanza. Un mundo que cante en vez de llorar, y sueñe en vez de comprar. Y comprendemos que sólo educando y educándose ese mundo es posible. Y como siempre digo, educar no es amaestrar, ni domesticar, ni escolarizar… educar es acompañar y guiar… pero también es construir y crear.

Queremos colorear un universo  de amig@s e ideales, un universo de principios y preguntas … ¿Te sumás?

turemanso2010saludo

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , , ,   ·   Categorías  Mi punto de vista

5 comentarios, y contando... → “Un brindis a la distancia”

  1. María de las Nieves Blanco Orta 7 años hace  

    Estimados amigos: Cada tiempo, cada momento y lo demás dependen de la esperanza que tengamos en lo que queremos lograr y, por tanto, la FE en Dios Todopoderoso que nos guía hacia la misión que nos ha encomendado. Pienso que sí podemos hacer maravillas de los tiempos difíciles y observar a través de la historia de la humanidad, cuantas personas han logrado alcanzar en la cima del Éxito, de la Excelencia en los momentos más cruciales de la vida. Entonces, comencemos a preparar el proyecto que cada quien tenga en su mente y manos a la obra, teniendo a JNS como Norte de la misma. Saludos a este bello equipo. Se les quiere y no desmayen. Seamos como la gota de agua sobre la roca. Cordialmente, María de las NIeves Blanco Orta. Maracay, Aragua, Venezuela.

  2. Cintia Vanesa Días 7 años hace  

    Gracias María!! Un cariño grande desde Buenos Aires… todo mi equipo…. este… yo y yo. Jajaajaja. Espero no desmayar, proyectos no me faltan y fe tampoco. Besote enorme.

  3. santita 7 años hace  

    Comparto el tener buenos deseos y propositos para e año nuevo, espero que Dios el creador del universo nos bendiga hoy y siempre para que todos nuestros proyectos lleguen a un feliz termino. De pasada deseo un Feliz Año Nuevo a todas y todos los lectores de este espacio virtual. Felicitaciones tambien para el equipo de Tu Remanso !buen trabajo adelante! son verdaderamente especiales siguan trabajando en esa linea y veran resultados sorprendentes, ha pero recuerden poner todos sus proyectos en las manos de Dios. Bye

  4. Mary Elizabeth 7 años hace  

    Feliz Año 2010, lleno de bendiciones y colores.
    Me uno a tu paleta de colores.
    Abrazos.
    @maryejohn

  5. Iris Fernández 7 años hace  

    Muy lindo todo lo que decís en este post.
    Quiero compartir con vos lo que escribí en Octubre de 2005 acerca del hecho de ser madre (para ese entonces yo ya tenía a mis dos hijos, de 5 y 3 años):
    “Ser madre me cambió la vida.
    Por empezar, ser madre me convirtió en miedosa. Tengo miedo, tengo terror, miedo al sufrimiento de mis hijos, terror a la muerte de ellos, pánico a morir antes de que ellos estén preparados.
    Ser madre me quitó el idealismo y la entrega: si uno de mis hijos me dice que quiere hacer la revolución yo lo encierro bajo cuatro llaves argumentando que nadie que haya entregado su vida por esta patria logró algo demasiado loable… basta con ver dónde estamos ahora (como dice la canción de Los Piojos “las madres no queremos héroes”)
    Ser madre me quitó las máscaras. Ya no puedo mostrarme complaciente con cualquier tipo de personas, tuve que dejar de ser tímida y empezar a comportarme en todos los ámbitos de la misma manera enseñándoles a mis hijos por medio del ejemplo.
    Ser madre me envejeció: todas mis fichas están puestas en el juego. Esto me sitúa en un momento de mi vida en el cual, por primera vez, veo el futuro como un camino bocetado, teniendo que dejar de lado mis sueños de mochila con viajes largos y sin rumbo, cambios abruptos de profesión o feliz vida en una pobreza bohemia para poner los pies sobre esta tierra.
    Ser madre y ser argentina me hizo valorar las comodidades materiales, valorar una buena obra social, un medio de transporte, una casa segura, el abrigo, la comida de primera calidad, todas cosas a las que jamás había tenido en cuenta.
    Miedos, aceptación del sistema, poca diplomacia, vejez, materialismo y además estrías, panza, y otras huellas que los embarazos dejan en el cuerpo de toda madre como trofeos.
    ¿Qué tiene de bueno o de recomendable todo esto?
    Ser madre me hizo feliz. Mi familia es el grupo más divertido, la mejor mesa donde conversar y el único espacio donde todos hablamos el mismo idioma. Mi familia es nuestro lugar, nuestro espacio que todos construimos y cuidamos a diario, que nos sostiene y en el que queremos estar.”

Deje su comentario