Gripe A: ¿Qué hacer con los chicos en casa?

familiaDebido a cierto acontecimiento desafortunado, este receso invernal además de ser más largo de lo común estará signado por el aislamiento.  Los chicos van a estar más tiempo en casa y creo que es una decisión inteligente planificar actividades para que ellos no mueran de aburrimiento y nosotros de estrés.

Los sitios didácticos y los programas culturales o dibujitos, hablar por teléfono con los amig@s, chatear o hacer zaping  no pueden ser  sus únicas actividades; en especial si queremos conservar su salud emocional, física y mental… y la nuestra!

Poner el cuerpo, la creatividad y establecer redes sociales dentro de la familia  se me ocurren opciones saludables que pueden contribuir a  sacar el máximo  provecho de esta situación, lo que nos convierte en sujetos resilientes. Aprovechar las oportunidades que nos pone la vida.

Organizar tiempos: tiempo de compartir, tiempo de soledad, tiempo de creatividad, tiempo de manualidades, tiempo de observación, tiempo de cuentos, tiempo de internet, tiempo de juegos, tiempo de descanso, tiempo de estudio, tiempo libre. Se pueden hacer carteles con dibujos indicando estos tiempos y colgarlos en un lugar visible de la casa para que los más chicos logren una disciplina. Si podemos organizarnos, sin ser esquemáticos y rígidos, las 4 semanas se nos van a pasar volando y quizás hasta logremos un ritmo en casa que no hubiéramos siquiera imaginado.

Algunas ideas

Jugar a investigar: una lupa, un cuaderno, marcadores. Si tenemos un jardín o el día se presta para salir al aire libre, mejor; sino elegir algún espacio dentro de la casa. Se reúnen los niños con una consigna: “investigar de qué están hechas las cosas”, “investigar las formas de las plantas”, “investigar …” , deben tomar anotaciones de sus descubrimientos, hacer dibujos con indicaciones, anotar las preguntas que les surjan.

Jugar a cocinar: Que los niños cocinen (platos simples) o que nos ayuden a preparar algún manjar (dependiendo la edad pueden: pelar un huevo duro, amasar, batir, mezclar, medir ingredientes, lavar, acomodar, buscar utensillos, etc).
El tiempo de compartir puede ser la preparación o la degustación de los platos.

Jugar al desfile: Que los niños se prueben ropa archivada, que intenten combinaciones de colores, que elijan la música, organicen los vestuarios. Este es un buen momento para que -de paso- ordenen su  ropero, se midan ropa olvidada, puedan separar prendas que ya no usan para regalar, etc.
El tiempo de compartir puede ser “el desfile” o la elección de las prendas que ya no se usan, en este último caso se puede aprovechar para compartir recuerdos, quién compró o regaló la prenda, qué cosas se hicieron cuando se usaba, qué paseos, qué anécdotas.

Jugar a la radio: este es un juego que disfrutábamos con mi hermano. Sólo se necesita de un grabador, un equipo de música (opcional) y mucha creatividad. Los niños tienen que armar el programa radial, pensar entrevistas, hacer personajes, elegir la música para pasar, etc.
Luego en el tiempo de compartir se reúne la familia a escuchar el producto terminado.

Jugar a la redacción: sólo se necesitan unos papeles grandes, marcadores, revistas para recortar, pegamento, brillantina, plasticola de colores y mucha creatividad. Los niños tienen que armar su propio periódico, para ello deberán ponerse de acuerdo en el nombre que le darán, los artículos que escribirán, las imágenes, etc. También pueden armar y diseñar su propia revista de comic.
El tiempo de compartir, los niños leerán los artículos y se puede aprovechar para conversar sobre temas que ellos eligieron.

Jugar a construir: con cajas en desuso, rollos de papel, latas, revistas viejas. Construir un castillo, una casa para las muñecas, una nave espacial, etc.
En el tiempo de compartir, los adultos juegan con los niños utilizando estos productos de su imaginación y creatividad.

La cajita de los abrazos: en una cajita escribir papeles con distintos tipos de abrazo (abrazo de oso, abrazo de besos, abrazo de costado, abrazo colectivo), cada integrante saca un papel y trata de abrazar según la indicación. La clave está en inventar opciones divertidas y aprovechar los tiempos de compartir para abrazarse en familia. Los abrazos no sólo  generan endorfinas, sino que nos ayudan a sentirnos mejor, elevar nuestra autoestima y trabajar en la entrega emocional.

Recuerden, el juego sólo es juego si se disfruta. No los obliguen a realizar una tarea, no esperen la perfección y diviértanse acompañando al niño en este proceso de aprendizaje. Jueguen ustedes a ser docentes, aprovechen para charlar, escucharlos, ver cuáles son sus miedos y sus esperanzas. No minimizar sus conflictos, aprovechar para mimar y ser mimados.

+ Podés sacar más ideas de estos sitios

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , ,   ·   Categorías  Ser educador y docente

2 comentarios, y contando... → “Gripe A: ¿Qué hacer con los chicos en casa?”

  1. Alejandra Val 8 años hace  

    Estimados colegas desde BaToCo queremos ayudarles a contestar esta pregunta:

    ¿Qué hacer, con los chicos en casa? Lewis Carroll definía el tedio como la carencia de juegos. Creemos que es posible aprovechar las largas vacaciones explorando en familia actividades múltiples. En http://www.batoco.org te proponemos un modo de echar a volar la imaginación a través de la construcción de barriletes tradicionales y modernos lo que es un interesante desafío al aburrimiento, siempre improductivo

  2. julio 8 años hace  

    Juegos de mesa de todo tipo y Karaoke ademas de la play y la compu ayudan mucho.

Deje su comentario