Una lección de civismo

Es posible: la «Independencia» de poderes,  priorizar lo social por sobre lo político, poner un freno a la soberbia y a los «superpoderes», con humildad.

Coherencia y traición no son sinónimos.

Buen ejemplo para debatir y reflexionar en familia y en la escuela sobre valores, intereses y educación cívica, empatía, inflexibilidad, ponerse en el lugar del otro, rol legislativo, elección, consecuencias, principio de realidad… entre algunos de los temas que se me ocurren.

«No creo que sirva una ley que no va a dar solución a este conficto» (Julio Cobos). Irrefutable.

Otros artículos que vale la pena leer:

Breve y magistral descripción de la semana 29 del 2008. (Peicovich)

La venganza será terrible (Nelson Castro)

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Una lección de civismo”