Golpe a la esperanza

Cuando el olvido lastima y el odio destruye. ¿Cómo enfrentar viejos fantasmas y adquirir nuevas conciencias?
A 32 años del golpe militar y habiendo conmemorando el día de la memoría la verdad y la justicia, nos preguntamos: ¿Estamos libres de los dictadores? ¿Es la agresión un camino? ¿Existe la libertad de expresión? ¿Son valorados los puntos de vista? Contradicciones y salidas frente a la crisis.

El 24 de marzo de 1976 asumió el control de nuestro país un grupo de sujetos vestidos con casaca militar y, con ellos, vimos evaporarse nuestras garantías constitucionales y el derecho a ser libres.

32 años después, comprendemos que nadie debería tener el poder para elegir quien vive y quien muere; quien está en lo correcto y quien no.

32 años después, recurrimos al repudio de aquel día, aquella gente, aquella circunstancia. No hay vuelta atrás, no hay espacios para la añoranza, no hay sosiego frente a la injusticia.

Tras una guerra impensada, y una desinformación calculada, la “Junta” debió llamar a elecciones, y con ellas resurgió la esperanza de SER y poseerse a si mismo desde la libertad. Otra etapa de horror y sangre había mermado; otro periodo de restricciones al pensamiento, de mudez empática, de supresión de la capacidad de existir, había desaparecido.

Hacia 1976, yo tenía un año y medio, y poco comprendía de garantías constitucionales y cercenamientos de la razón; pero mis padres se encargaron de explicarnos, a mi hermano y a mi, la urgencia del decir y la emancipación del pensamiento.

Cuando, tras 7 años de gobierno militar, la democracia tomó las calles, fue necesaria la sabiduría del tiempo y la paciencia para recomponer el tejido social.

Fue en ese transcurrir que mis padres me enseñaron a diferenciar entre instituciones y hombres que las componen, y eso me ayudó siempre a no confundirme, a no dejarme avasallar por la emoción. Por eso considero ahora, 32 años después, que el discernimiento es una de las primeras cosas que los padres deberían enseñarle a sus hijos. Antes que matemáticas o inglés… los niños necesitan que se les estimule la capacidad de diferenciar entre emoción y pensamiento, gusto y obligación, conductas y afectos. Y ello tiene, como único método certero: “el ejemplo constante”.

Es un arduo trabajo paterno, pero el sacrificio trae aparejado un manojo de oportunidades para cambiar la historia, definitivamente.

Cuando el olvido refuerza el error y el odio cercena la razón No es bueno el olvido, porque nos hace cometer errores idénticos más allá del espacio y el tiempo. Tampoco es bueno el odio: nubla el entendimiento y aprisiona el alma. La memoria, la educación, la empatía, son quizás la única salida frente a la oscuridad del tormento. No es matando como se consigue la paz, no es golpeando como se alcanza la liberación. La venganza no es el placer de los dioses, sino de los débiles.

Entonces… con los genocidas ¿Qué hacemos?

Si la justicia terrestre no termina por encontrar un cause, nos resta la cárcel de la “conciencia colectiva” que es, sin dudas, más dolorosa y omniabarcante. Persigue al genocida donde quiera que va, como su sombra… dentro o fuera del país que sufrió las crueldades.

No es bueno olvidar, pero necesitamos prestar atención al presente. La ley del talión sólo reaviva el circulo del infierno y a veces, un repudio verbal es más efectivo que la violencia física, y más humillante.

No devolvamos violencia con violencia, porque estaremos convirtiéndonos en aquello que despreciamos.

Prestemos atención al presente! Hay muchos represores entre nosotros, y si bien no han matado (u ordenado matar) a ningún ser viviente, se entretienen asesinando ilusiones, pensamientos, esperanzas e iniciativas de sus semejantes -que necesitan creer “inferiores”-.

Reveamos nuestras propias conductas, nuestros fantasmas de inmadurez. Estemos atentos a nuestros autoritarismos y despotismos.

Creemos que es a través de nuestra ventana que se observa el mundo, pero se nos olvida que habitamos un edificio de 6100 millones de ventanas. ¡Qué pretensiones absurdas poseen los que ostentan la razón por bandera! El personalismo y la falta de definición son igual de nocivos, la historia nos ha demostrado que los extremos son siempre expresiones de un mismo error. Es tiempo que detengamos esta ruleta impiadosa de despotismos, y pensemos un segundo acerca de lo más justo. Porque, amigos, cuando la justicia falla, se derrumba todo lo demás. Y aquí no sólo hago referencia al aspecto gubernativo, sino más bien, al acontecer cotidiano.

La confianza sobreviene tras el presentimiento de que Aquel es justo. Si no hay justicia, no hay confianza… si no hay confianza no hay entrega, sin entrega se erige la muralla y tras ella queda apresada toda esperanza de comunicación.

Son los pequeños actos de justicia, los pedidos de perdón, los “no se”, “me equivoque”, los que les demuestran a los niños que pueden confiar en sus mayores, que se pueden dejar guiar por esos seres que carecen de superpoderes, pero atesoran sinceridad. Esos niños creen porque saben que no serán castigados por decir la verdad –por más terrible que ella sea-, que no serán segregados por pensar diferente, que no serán confinados por tener sueños, o lastimados para “escarmiento” de otros.

Amigos, equivocarse no es el fin del mundo; persistir en el error, sí lo es. Qué les parece si tomamos el control de nuestras vidas y nos liberamos del resentimiento y el desinterés.

El “no te metas”, “por algo será” fueron las expresiones orales de la indiferencia egoísta de un pueblo niño. ¿Somos niños todavía? Ayer ha quedado demostrado que nos metemos, ayer el pueblo salió a apoyar al pueblo. Ayer el pueblo salió a demostrar que no le tiene miedo a los discursos prepotentes y soberbios. Ayer el pueblo salió a decir que no quiere entrar en el juego de opuestos, en el maquiavelismo de poner a unos contra otros porque divididos son más fáciles de dominar.

Ayer también quedó demostrado que no todo es lo que parece, que se puede borrar con el codo lo que se escribió con la mano.

Demostremos tolerancia, memoria y humildad con acciones en nuestro pequeño núcleo. Seamos el ejemplo de nuestros hijos, alumnos y semejantes, seamos ejemplo de nosotros mismos. Y pronto estaremos asistiendo al nacimiento de un nuevo estadio de la conciencia colectiva, en el que las sombras del pasado de disuelven en la luz del futuro.

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , ,   ·   Categorías  Ser filósofo

7 comentarios, y contando... → “Golpe a la esperanza”

  1. Claudia 8 años hace  

    Muy buena la nota “Golpe a la esperanza. Yo estoy con el campo”. Muy clara y didactica. Estoy totalmente de acuerdo con vos. Creo que los medios tendrian que rescatarla y ponerla en sus paginas o blogs.
    Mensaje a la Sra Cristina Fernandez:
    Aniquile su soberbia Sra Presidenta!!!!!!!!!!!, eso no nos sirve.
    Uds es una represora y dictadora y de eso estamos muy cansados. Comportese como una verdadera mandataria y escuche a sus hijos (pueblo).

  2. […] pienses, el füller lo hace por tí”… me trae feos recuerdos, ¿A ustedes no?) Repudiamos el autoritarismo . Queremos vivir en un país solidario, tolerante, comprensivo. Queremos conservar nuestra […]

  3. Mare 8 años hace  

    Los nuevos genocidas son los que nos matan como seres humanos, los que nos matan como ciudadanos, dejando nuestros cascarones productores de bienes materiales.

    Como dice la autora de este blog, la mejor manera de renacer o sobrevivir es con conciencia. Enseñando y aprendiendo, sin olvidar, pero sin rencor, crezcamos juntos Argentina!!!

  4. […] . . Link: Prohibido ser Rico.  . . Otros Blogs que Apoyan al Campo: Nicoman Todos con El Campo  Tu Remanso  Diario […]

  5. pato 8 años hace  

    hola gente:
    Los piqueteros que cortaban las rutas no nos privaban de alimentos,en todo caso ellos no los tenian.No son soberbios los productores al privarnos a niños y ancianos de comer carne? Que hice yo que soy maestra y gano 1100 pesos por mes y no tengo auto ni 4×4 para quedarme sin comida.?Que ironico! Resulta que el pais esta mejor solo por el campo. Que soberbios los productores!!
    andrea

  6. Roco 8 años hace  

    No entiendo el reclamo del campo, ¿Es por la Renta? ¿Es por el Modelo Economico del Pais? Entonces… cual es el punto
    transformarnos en un pais enteramente productor de commodities sin Industria, ni ninguna otra actividad Economica.

    Historicamente Argentina ha sido dominada por el campo y desde la patagonia todavia recordamos los sucesos de la Patagonia Tragica surgidas desde la Sociedad Rural… o golpes de Estado que nos han mantenido sumergidos en la conveniencia de un solo sector… curioso verdad… que el campo siempre use los mismos metodos…

    Y si, CFK es soberbia, pero es la presidenta electa… ¿o es que el campo quiere imponer su ley y su modelo a la fuerza?

    rodrigo

  7. SoLCiTo 8 años hace  

    Claudia y Mare gracias por leer y opinar.
    A Dagoberto gracias por citarme.
    Roco y Pato, veo que no han leído mi post… simplemente se metieron a opinar.
    Ojalá que más gente se siente a pensar cómo resolver esto en vez de tirar culpas y repartir odios.
    Yo voto por el diálogo!

Deje su comentario