Cortazar en París, un año después

cortazar_parisEnero de 2007. Caminábamos desprejuiciadamente por las callecitas de París cuando en el 217, boulevard St-Germain descubrimos la “Maison de l’amerique latine” . Inmortalizamos el momento con una fotografía y hoy que la recuerdo me invade una añoranza extraña. Un sentimiento hibrido entre dulce y amargo.
La muestra que anuncia el cartel es nada más ni nada menos que: “Le voyage infiniarchives photographiques de Julio Cortázar” [“El viaje infinito – archivos fotográficos de Julio Cortázar”].

Oh París
París se me antojó un capricho mítico. Un espacio del que uno quiere irse para luego soñar con volver. Sus callecitas, sus puente, sus monumentos, sus paseos, sus escalinatas y el Senna… sus suspiros y sus desdenes.
El imaginario colectivo que se superpone a la ciudad real y su gente. Un poco: “mirame y no me toques”, “quereme, pero odiame”.
Susurros de historias no contadas y de amores incomprendidos.

+ Visitar París
+ El Luvre
+ Torre Eiffel

Julio Cortázar
“Mi mito de París actuó en mi favor… Me hizo escribir un libro, Rayuela, que es un poco la puesta en acción de una ciudad vista de manera mítica. Toda la primera parte que sucede en París es la visión de un latinoamericano, un poco perdido en sus sueños, que se pasea en una ciudad que es una inmensa metáfora…
Uno cree conocer París, pero no hay tal; hay rincones, calles que uno podría explorar el día entero, y más aún de noche. Es una ciudad fascinante; no es la única… Pero París es como un corazón que late todo el tiempo; no es el lugar donde vivo; es otra cosa. Estoy instalado en este lugar donde existe una especie de ósmosis, un contacto vivo biológico. Yo digo que París es una mujer; y es un poco la mujer de mi vida… ”

De la película Julio Cortázar (1979/80) de Alain Caroff y Claude Namer

+ La página de Julio Cortázar
+Leyendo Rayuela, vía Twitter

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , ,   ·  

Deje su comentario