En busca del remanso

Se caen las palabras
en un vacío infinito,
en un silencio de hielo,
en una frágil visión
del misterio de la vida;
en una herida
de sangre
arquetípica y profunda,
tan llena del abismo
de uno mismo.

Se enredan las frases
en el rincón escatológico

de un mañana inexistente,
tan utópico y lejano
que lastima la ilusión
de ver los sueños
realizados
en fragmentos
de tiempos juveniles.

Y así, sin querer
y por desidia,
se asfixian las palabras
sin chances
de ser dichas más allá
del eco
aturdido
de mi mente

Palabras rosas,
palabras grises,
palabras transparentes.

El presente arremete
embravecido
contra el cúmulo
cargado de decires
y los deja esparcidos,
malheridos,
esperando ser rescatados
del pantano sigiloso.

Nadie viene a su rescate,
las palabras quedan flotando
en espacios orbitales
de sonidos
sin sonido
y a lo lejos.

Palabras de consuelo,
palabras de dolor,
de perdón,
de alegría.
Se esconden como topos
en la planicie oscura,
se arrastran suplicantes
tras los sueños vedados.

Y en el paradójico remanso del poema,
se sumergen de repente, para ver
su anhelo de gloria realizado.

SoLCiTo

Octubre de 2000

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , ,   ·   Categorías  Cultura y otras lecturas

Deje su comentario