Carta abierta a la Presidente

Yo no la voté porque creo en la libertad de pensamiento y en el respeto del otro. Porque creo que la educación debe ser más que un enunciado y no basta con acallar a la pobreza tirándole unos pesos o unas cajas de comida.
Pero respeto a las instituciones, así me educaron mis padres. Creo que hay que poder diferenciar a las personas de las instituciones. También creo que si bien llega al poder por manejos fraudulentos (esa es la sensación que se vive en la calle) cierta parte de la ciudadanía la votó por voluntad propia.
Reconozco que es una mujer inteligente, y que sería positivo que utilice esa capacidad para bien de la Argentina y no para defender intereses personales o de multinacionales extranjeras.
Creo que sería positivo para el país que utilice esa capacidad para saber escuchar a los que opinan diferente, porque solamente así podrá tener un gobierno justo.
Sería positivo que sepa escapar del mecanismo que la sentó en ese sillón y que conciencie que no es un trono, sino un lugar de responsabilidad y humildad.
Que pueda darse cuenta que es con el ejemplo como se educa al pueblo y que la mejor defensa no es el ataque, sino la verdad.
Que pueda dominar su orgullo, soberbia y ambición. Que sepa ver a los ciudadanos como iguales y no como súbditos de sus caprichos.
Creo profundamente que dentro de todos los seres humanos hay algo maravilloso esperando manifestarse.
Demuestre que UD lo tiene, que usted puede convertirse en una estadista del país sin perder de vista a los seres humanos que habitan en él.
Que puede gobernar sin tiranía.
Que puede plantear sus ideas sin faltarle el respeto a la inteligencia y al sentido común de millones de personas.
Demuestre que no le tiene miedo a la memoria colectiva, y que no necesita operar sobre los medios de comunicación para ser amada por su pueblo.
Demuestre que puede intentar ser honesta porque confía en usted misma, tanto como para dedicarse a gobernar sin manipular o asegurar resultados de manera espuria.
Demuéstrele al mundo que una mujer puede y sabe gobernar porque lleva en sus entrañas la gestión doméstica, porque sabe contener y comprender desde el corazón las necesidades de su pueblo. Porque sabe unir sin dominar y guiar sin reprimir
Demuéstrele al mundo que una mujer puede gobernar porque sabe amar sin esperar nada a cambio, porque es con la contención y la unión como se produce la verdadera transmutación.
Demuéstrele al mundo que reconocer y acuñar las ideas de otros que han sabido pensar con inteligencia no es perder protagonismo, sino ganar autoridad.
Sra. presidente electa, le hablo como argentina.
Quiero confiar en que usted quiere sacar a este país adelante tanto como yo, y que para que eso suceda la atención y la energía debe ser puesta en los ciudadanos de la República y no en la gloria de la gestión personal.
Sra. Cristina Fernández, la falla de los gobiernos acontece cuando esos gobiernos se rodean de asesores obsecuentes y se alejan de la percepción de realidad del ciudadano común. Córrase de esa trampa.
No ataque, contenga.
No critique, comprenda.
No divida, una.
No odie, ame.

Decires de aquí y de allí

Comentaron

Powered by Facebook Comments

Etiquetado como:  , , ,   ·   Categorías  Mi punto de vista

Deje su comentario